lunes, 29 de julio de 2013

Gesia.es: Tienes una carta del ICAC: El informe de revisión de control de calidad ya es definitivo


Tienes una carta del ICAC: El informe de revisión de control de calidad ya es definitivo | Gesia.es Blog!

Carta del ICAC revisión de control de calidad

A finales de julio nos llegaron noticias de que el ICAC había estado enviando una carta a varios compañeros que en el ejercicio 2012 fueron objeto de una revisión de control de calidad conforme al acuerdo de colaboración de aquel año entre el ICAC y las corporaciones.


A juzgar por las cartas a las que hemos tenido acceso, el contenido es muy similar y tiene la siguiente estructura:

Carta del ICAC sobre control de calidad
(1) ÁMBITO NORMATIVO: Se trata de un párrafo en el que establece claramente el ámbito normativo en el que se realizó la revisión de control de calidad, es decir, el convenio de colaboración con las corporaciones.
(2) CUANDO: Se establece la fecha concreta en la que el informe realizado por el revisor y enviado como borrador al ICAC, es establecido como definitivo a todos los efectos.
(3) QUÉ HACER: Establece en tres puntos cual es el siguiente paso que debe dar el auditor o firma con respecto a su, ahora definitivo, informe de revisión de control de calidad.

Se establece la distinción entre ‘Requerimientos de Mejora’ y ‘Recomendaciones’. Los primeros son acciones que ES NECESARIO realizar para solventar incidencias encontradas en las distintas áreas revisadas, tanto en la revisión de la firma como en la revisión de los encargos. Estas acciones además DEBEN solucionarse, documentar su resolución y enviar al ICAC un escrito justificativo del las mismas antes del 31 de enero de 2014.

Por otro lado, los aspectos denominados como recomendaciones, son aspectos que deberían ser observados, tenidos en cuenta en el futuro pero que no es necesario que sean objeto de seguimiento y, en ningún caso, debe informarse al ICAC de cómo los hemos solventado.

(4) CONTROL Y SEGUIMIENTO: En este párrafo queda implícito que, tanto los requerimientos de mejora como las recomendaciones, será lo primero que se mire en la siguiente revisión de control de calidad.
(5) ESPECÍFICO DE CADA INFORME: A continuación, cada carta es diferentes y puede variar el contenido en función de los diferentes casos y tipo de informes.

DIFERENTES TIPOS DE CARTAS

Entre las carta que hemos podido analizar, hemos observado tres tipos de comunicación:

- Elevación a definitivo y nada más que añadir.

El ICAC da por válido el informe y no hay más comentarios.

- Elevación a definitivo más comentarios sobre las alegaciones.
En el caso que se hicieran alegaciones, aquellas que hayan sido estimadas positivamente se mencionan y se especifica en qué puntos se modifica el informe del revisor.

- No se eleva a definitivo

El ICAC, a la vista del informe del revisor, ha querido añadir o cambiar aspectos de dicho informe. Por ejemplo, es posible que añada algún requerimiento de mejora nuevo que no consideró el revisor o que, incluso, cambie algún aspecto a perfeccionar o recomendación y le dé carácter de requerimiento de mejora, o en sentido contrario. En estos casos se da un plazo de 15 días para emitir alegaciones, pasado dicho plazo se eleva a definitivo.

Este último tipo de carta, por lo que hemos podido observar, parece que está siendo utilizado por el ICAC para homogeneizar los diferentes criterios de los revisores en determinadas áreas. Un caso típico que vemos que se repite es que, cuando un revisor ha considerado la falta de procedimientos específicos de Seguimiento como recomendación, el ICAC la considera como deficiencia y, por tanto, un requerimiento de mejora.

El SEGUIMIENTO

Un aspecto que nos hemos encontrado en casi todos los informes de revisión de control de calidad que nos hemos encontrado hasta la fecha es el del seguimiento. En casi todos ellos aparece una mención al mismo, bien como requerimiento de mejora, o bien como recomendación el hecho de que el auditor o la firma no haya realizado el seguimiento del sistema conforme a los establecido por la NICC1 a fecha de la revisión de control de calidad.

Por esta razón, es importante tener en cuenta que, cuando documentemos el requerimiento de mejora referido al seguimiento, no nos olvidemos de aportar el programa de seguimiento anual (planificación), los cuestionarios para la realización del seguimiento y el último informe de seguimiento. Más información en el Blog de Gesia.

CONCLUSIÓN
Parece que el ICAC ha querido cerrar un capítulo abierto a principios del año 2012 cuando empezó a notificar las revisiones de control de calidad, yá sobre la norma de control de calidad aprobada, y notificar a todos los que en su día nos vimos sujetos a dicha revisión de control de calidad, de cómo ha quedado nuestra situación y qué pasos debemos tomar a continuación.

Son buenas noticias y acaban con, en muchos casos, más de un año de incertidumbre en el que no sabíamos muy bien a qué atenernos y en el que no sabíamos a ciencia cierta cual era el verdadero estado de salud de nuestro sistema de control de calidad.

elConfidencialDigital.com: Las empresas del IBEX 35 deberán contratar a dos auditoras distintas para que certifiquen sus cuentas

Las empresas del IBEX 35 deberán contratar a dos auditoras distintas para que certifiquen sus cuentas. El Gobierno redacta un decreto para evitar más ‘pufos’ como Bankia o Pescanova

El Gobierno se moviliza para evitar nuevos escándalos empresariales contables, como los que han conducido a la nacionalización de Bankia o a la quiebra de Pescanova. Se quieren evitar más 'pufos' –es el término que utilizan- de las firmas de auditoría en la revisión de las cuentas de las grandes empresas del IBEX 35.

29 de julio del 2013

Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los planes del Gobierno, el Ministerio de Economía obligará a las sociedades cotizadas, a través de la nueva Ley para la Mejora del Gobierno Corporativo, a que dos auditoras diferentes firmen la revisión de sus cuentas.

De esta manera, las dos compañías seleccionadas tendrán que abordar de forma conjunta temas como la opinión sobre los principios contables, la relación con el consejo de administración y la dirección de la compañía, los puntos de riesgo o los problemas de control interno.

Inspirado en el modelo de auditoría francés
Según las fuentes consultadas, el Ejecutivo se está inspirando en el modelo de auditoría que impera en Francia. El país vecino obliga a esta co-auditoría a todas las compañías que cotizan en Bolsa.

La Comisión del Mercado de Valores francés (COB) creó en 1993 un grupo de expertos para reflexionar sobre la independencia del auditor y se identificó la co-auditoría como un factor determinante para garantizar la independencia del trabajo de las firmas auditoras.

Dar entrada a más competidores en el sector

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que otro de los objetivos que se persigue con la nueva normativa es abrir el mercado a nuevas auditoras, principalmente de tamaño mediano- y romper el monopolio que ejercen en España las cuatro grandes: Deloitte, KPMG, PriceWaterhouseCoopers y Ernst & Young.

La Comisión Europea está empeñada en transformar el sector de las auditoras en toda la Unión Europea. Se trata de recuperar la confianza en la información que aportan estas empresas y que se ha puesto en cuestión en los últimos años por graves errores contables, por ejemplo, en las cajas de ahorros españolas.

Graves errores en Pescanova
Uno de los últimos escándalos en el que se han visto implicadas las auditoras ha sido el que ha conducido a la quiebra de Pescanova. Un informe de la firma KPMG presentado en fecha reciente asegura textualmente: “existen indicios fundados de que personas de la cúpula directiva han instruido, ejecutado, llevado a cabo o conocido, en mayor o menor medida, irregularidades contables y financieras para ocultar la deuda real y lograr financiación”.

Pero lo más sorprendente del documento es la revelación de que el patrimonio neto del grupo al cierre del 2012 era negativo por un importe de 927 millones. Es decir, que en lugar de tener activos millonarios -la última cifra presentada por la pesquera era positiva, de 148 millones de euros- lo que había era un enorme agujero que, sumado a los más de 3.000 millones de deuda, se traduce en una situación de quiebra técnica de la compañía.

KPMG cuantifica que la deuda financiera neta del grupo a fecha 31 de diciembre del 2012 ascendía a 3.281 millones de euros, mientras que en las cuentas no auditadas que la empresa envió en abril a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el dato era menor: concretamente 3.056 millones.

Pues bien. La firma BDO llevaba diez años auditando los números de Pescanova. En todo este tiempo, nunca puso en duda las cuentas de la compañía pesquera. Sus informes jamás incluyeron salvedades.

Es más. En el informe anual de 2012, la auditora concretaba la deuda que la compañía había acumulado en unos 1.483 millones de euros, cuando la cuantía real alcanzaba los 2.700 millones. Se ocultaron, por tanto, unas pérdidas de casi 1.300 millones.

Deloitte podría perder su licencia por Bankia
También la nacionalización de Bankia supuso un duro golpe para la entidad y su auditora Deloitte, que mermó a su vez la credibilidad del conjunto del sistema financiero español. Deloitte está acusada de una posible falta de independencia en la supervisión de las cuentas de BFA-Bankia.

Tal como consta en un expediente de 58 páginas elaborado por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, la auditora estadounidense se enfrenta a dos posibles sanciones muy graves por este caso, que podrían incluso acabar con la retirada de su licencia en España.

miércoles, 24 de julio de 2013

Vozpópuli.com: KPMG duda de la viabilidad de Bodaclick y el portal se 'divorcia' de la auditora

Vozpópuli - KPMG duda de la viabilidad de Bodaclick y el portal se 'divorcia' de la auditora
La web prescinde de la firma tras subrayar esta en su auditoría la “incertidumbre sobre la continuidad de las operaciones del grupo”. El portal gasta casi 200.000 en acciones para compensar a su expresidente, Josep Piqué, tras su marcha.

El año pasado, el número de bodas en España repuntó por primera vez desde 2005, con un repunte interanual del 3,4% en el número de matrimonios, hasta 168.835, según el INE. Pero ni ese brote verde en materia conyugal sirvió para que Bodaclick, el principal portal español de internet dedicado a la organización de bodas, levantara el vuelo.

La empresa encadenó en 2012 un nuevo ejercicio de pérdidas (otros 3,82 millones de euros) y la acumulación de números rojos propició que a cierre del pasado año contara con unos fondos propios negativos de 3,89 millones y un flujo de caja negativo de 3,4 millones. Circunstancias que llevaron a KPMG a destacar en su informe de auditoría la “incertidumbre sobre la continuidad de las operaciones del grupo, que dependerá de su capacidad para generar tesorería y/o financiación suficiente que le permita atender sus obligaciones en el corto plazo”.

Tras ese párrafo de énfasis, que pone en duda la viabilidad del portal fundado en 2000 por Ignacio Vega de Seoane (consejero delegado desde diciembre pasado) y Luis Pérez del Val Sheriff, sus máximos accionistas (con un 21,4% cada uno), la compañía ha decidido romper su relación con KPMG, que venía auditando sus cuentas de forma ininterrumpida desde 2007, y nombrar a un nuevo auditor “seleccionado de entre de una de las compañías auditoras de mayor prestigio”, según el orden del día de su última junta de accionistas.

En marzo pasado, el grupo ya nombró a PwC, rival de KPMG, su asesor registrado (encargado de garantizar liquidez para el grupo en el mercado) en sustitución de Arcano, que había acompañado a Bodaclick desde su salida a bolsa.

La propuesta de acuerdos de la última Junta también recogía la propuesta de discusión de “posibles alternativas y fórmulas de financiación” ante la delicada situación financiera del grupo, que ha aplazado el pago de sus principales deudas ante la sequía del crédito.

De momento, el principal respaldo entre sus acreedores ha venido de una entidad pública, la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), dependiente del Ministerio de Industria, que el año pasado le refinanció una deuda de 700.000 euros de la que más de la mitad (370.000 euros) vencía en marzo de este año.

El grupo, con el que no ha sido posible contactar, presentó a lo largo del año pasado tres expedientes de regulación de empleo (ERE) que redujeron su plantilla media más de un 30%, hasta 246 empleados. Un duro ajuste laboral que corrió paralelo a la salida, en julio de 2012, del exministro Josep Piqué, fichado como presidente no ejecutivo poco antes del debut de Bodaclick en el mercado alternativo bursátil (MAB), en junio de 2010.

El exministro de Industria y Exteriores y actual consejero ubicuo tenía pactada con Bodaclick, además de una retribución de 15.000 euros anuales (independiente de la correspondiente a sus labores como consejero), la entrega de hasta un 1% del capital social de la empresa a su salida de la misma, siempre que permaneciera en el cargo durante cuatro años.

Finalmente, el también presidente de Vueling y consejero de EADS estuvo algo más de tres años en Bodaclick, por lo que recibió 80.879 acciones (un 0,49% del capital del grupo) procedentes de la autocartera de la empresa, con un coste de adquisición de casi 199.000 euros. La compañía cifra en 84.000 euros el impacto en sus reservas de esta operación, "como consecuencia de la diferencia de valor contable de las acciones y el valor razonable de los servicios prestados".

En el supuesto de que Piqué (de cuya salida de Bodaclick se cumple hoy un año) no las haya vendido, esas acciones tienen hoy un valor de apenas 38.000 euros, como consecuencia del batacazo que se pegó la cotización de la empresa en los meses posteriores a la marcha del exministro.

El grupo salió a cotizar a 2,78 euros (un precio que nunca más ha vuelto a alcanzar), con una valoración de 45 millones de euros que permitió a sus fundadores captar unos 10 millones. A los precios actuales su valor bursátil es de poco más de 7 millones. Su cotización lleva estancada en 47 céntimos de euro desde el pasado 12 de febrero, en una prueba más de la nula liquidez del MAB, pensado como una alternativa para proporcionar fondos a pymes en proceso de expansión.

jueves, 18 de julio de 2013

Vozpópuli.com: Una maniobra contable permitió a El Corte Inglés evitar pérdidas millonarias en 2011

Una maniobra contable permitió a El Corte Inglés evitar pérdidas millonarias en 2011
Provisionó 722 millones contra reservas, en lugar de cargarlo a resultados, y su auditor, Deloitte, refrendó las cuentas pero introdujo una salvedad por entender que el grupo incumplió “los principios de contabilidad generalmente aceptados".

Una maniobra contable permitió a El Corte Inglés, principal grupo de distribución de España, declarar beneficios y esquivar unos números rojos de cientos de millones de euros en el ejercicio 2011, concluido el 29 de febrero del año pasado. El grupo se ganó una llamada de atención de su auditor, Deloitte, que dio el visto bueno a sus cuentas pero introdujo una salvedad en su informe preceptivo por considerar que incumplió "los principios de contabilidad generalmente aceptados".

Una semana antes de cerrar el ejercicio fiscal 2011, el 22 de febrero de 2012, el consejo de administración del gigante de los grandes almacenes aprobó “una dotación de provisiones para cubrir determinados aspectos derivados del capital circulante, inmovilizado y otros activos por un importe, neto de su efecto fiscal, de 722 millones de euros, sin que los resultados consolidados del ejercicio se hayan visto afectados por las citadas dotaciones”, según subrayó Deloitte en su informe de auditoría.

“Aun cuando el efecto neto de dicho ajuste no implica variación alguna en el patrimonio neto consolidado del grupo al 29 de febrero de 2012, los principios de contabilidad generalmente aceptados no contemplan el dotar provisiones que no sean con cargo a la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada”, indicó el auditor, que dijo que las cuentas presentadas por el grupo reflejaban “la imagen fiel” de su situación financiera “excepto” por esa provisión cargada contra reservas de libre disposición (procedentes de los beneficios de ejercicios anteriores).

Auditores consultados por este diario califican esa maniobra de "maquillaje contable", ya que permitió a la empresa declarar unos beneficios de 210 millones de euros (un 34% menos que un año antes), en lugar de unas pérdidas de más de 500 millones de euros, y repartir entre sus accionistas 43,5 millones en dividendos.

Antes de impuestos, y teniendo en cuenta el tipo impositivo aplicado en el ejercicio (23%), de haberse cargado esas provisiones contra la cuenta de pérdidas y ganancias, como estipulan las normas internacionales de contabilidad, el quebranto habría superado los 930 millones, según cálculos de analistas.
La empresa dice que tenía esa "opción legal" para "salvaguardar la imagen fiel" de la compañía
Fuentes de la empresa aseguran, sin embargo, que la compañía tenía esa "opción legal" porque la normativa vigente "permite" registrar así esas provisiones, como han hecho otras grandes empresas españolas en el pasado; al tratarse de partidas "no recurrentes" y de "situaciones excepcionales no recogidas claramente en la legislación contable", se decidió utilizar ese método para "salvaguardar la imagen fiel" de la compañía, señalan.

En cuanto al reparto de esas provisiones, aproximadamente un tercio de esos más de 700 millones, según esas fuentes, se destinó a deterioros de activos (como centros logísticos y almacenes), como consecuencia de la situación económica; otro tercio, a inmovilizado (cierre de tiendas y pasivos relacionados con la integración de Induyco, principal proveedor textil de la empresa), y el resto, a litigios relacionados con la aplicación de impuestos a las grandes superficies por parte de algunas comunidades autónomas que el grupo tiene recurridos en los tribunales de justicia.

Las mismas fuentes subrayan que los bancos acreedores del grupo, con los que estos días renegocia una deuda de unos 5.000 millones de euros, son “perfectamente conscientes” de la salvedad incluida por Deloitte en su auditoría. El grupo presentará sus resultados del ejercicio 2012 (cerrado en febrero de este año) a finales del mes que viene.

Para formular sus cuentas, El Corte Inglés se basó, entre otras disposiciones, en el Código de Comercio, cuyo artículo 24 estipula que "en casos excepcionales, si la aplicación de una disposición legal en materia de contabilidad fuera incompatible con la imagen fiel que deben proporcionar las cuentas anuales, tal disposición no será aplicable".

Ese artículo del Código de Comercio también señala que, "en estos casos, en la memoria deberá señalarse esa falta de aplicación, motivarse suficientemente y explicarse su influencia sobre el patrimonio, la situación financiera y los resultados de la empresa".

Las cuentas de El Corte Inglés fueron presentadas a sus accionistas en “conformidad” con el auditor, tal y como destaca el grupo en su memoria, y aprobadas por el 100% del capital social presente en la junta celebrada el pasado 26 de agosto por la empresa. Aunque el informe de Deloitte no aparece en la memoria anual abreviada que el grupo tiene colgada en su página web, sí está recogido en las cuentas depositadas por la empresa en el Registro Mercantil de Madrid.

domingo, 14 de julio de 2013

laSexta.com: La nueva ley concursal da una segunda oportunidad a los empresarios en quiebra

La nueva ley concursal da una segunda oportunidad a los empresarios en quiebra
Esta semana se tramita la ley de emprendedores aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 28 de junio. De esta manera los empresarios que se encuentran en quiebra podrán disponer de una segunda oportunidad, perdonándoles las deudas de manera parcial.
laSexta.com  |  Madrid  | Actualizado el 14/07/2013 a las 15:23 horas


Con esta nueva ley concursal el juez podrá perdonar parte de sus deudas con el banco en el caso de créditos bancarios, aunque no en casos de hipotecas ni tampoco el dinero que se deba a la administración. Hasta ahora el empresario endeudado respondía con su patrimonio presente y futuro hasta saldar la deuda, aunque a partir de ahora no lo hará.

Se estima que en los primeros seis meses tras la puesta en marcha de la ley podría haber unas 30.000 solicitudes.

En lo referido al proceso, el empresario endeudado va a un procedimiento de negociación extrajudicial donde el mediador cita a las partes. Los acreedores deben comparecer obligatoriamente, disponiendo las partes de 30 días para llegar a un acuerdo. En el caso de no llegarse a un acuerdo, el mediador solicitará un concurso de acreedores.

Los jueces creen que con la nueva ley se presentarán más concursos. El año pasado en España hubo un total de 9.000 concursos y la previsión con la ley de emprendedores es que se consiga solucionar el problema que afecta a cerca de 40.000 personas.

Aunque también hay que destacar que la ley tiene algunos peros, como que es una ley que llega muy tarde y que sigue protegiendo excesivamente a los acreedores con garantías hipotecarias, por lo que sigue siendo una ley favorable a las entidades bancarias.

De todas maneras y aunque llegue tarde, muchos empresarios la esperan como agua de mayo.

sábado, 13 de julio de 2013

REA+REGA: Primer Consejo Directivo del REA+REGA Auditores

Primer Consejo Directivo del REA+REGA Auditores
A partir de la unificación de los Consejos de Economistas y de Titulares Mercantiles la Comisión Permanente del nuevo Consejo aprobó la composición del Consejo Directivo y del Comité de Coordinación del REA+REGA Auditores, nuevo órgano especializado en Auditoría del Consejo General de Economistas. 

El 3 de julio de 2013 ha tenido la sesión de constitución del Consejo Directivo del REA+REGA Auditores, contando con la presencia de Dª. Ana María Martínez Pina, presidente del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC).

 

lunes, 8 de julio de 2013

Acceso al ROAC: comunicado del Tribunal sobre la fecha de los exámenes



COMUNICADO

El Tribunal calificador de las pruebas de aptitud profesional para la inscripción en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas, convocadas por Orden ECC/682/2013, de 15 de abril, comunica que:

  1. La primera fase del examen (examen teórico) se celebrará en la segunda quincena de octubre de 2013. No obstante lo anterior, el lugar y fecha concretos de celebración del mismo se señalará en la forma prevista en el tercer párrafo del punto 3.10 de la Orden de convocatoria de las pruebas.
  1. La segunda fase del examen (examen práctico) se celebrará en la primera quincena de diciembre de 2013. No obstante lo anterior, el lugar y fecha concretos de celebración del mismo se señalará en la forma prevista en el último párrafo del punto 3.10 de la Orden de convocatoria de las pruebas. 
                                                                                      Madrid, 8 de julio de 2013.

El Tribunal calificador
(Orden ECC/682/2013, de 15 de abril)

jueves, 4 de julio de 2013

elDerecho.com: El REA+REGA Auditores se convierte en la mayor corporación de auditores

El REA+REGA Auditores se convierte en la mayor corporación de auditoresSe ha celebrado el primer Consejo Directivo del REA+REGA, presidido por Carlos Puig de Travy, tras la unificación de los Consejos de Economistas y de Titulares Mercantiles.
Madrid | 04.07.13

Esta nueva organización nace bajo la tutela del presidente del Consejo General de Economistas, Valentí Pich y del vicepresidente, Lorenzo Lara, que en todo momento han compartido la visión de que el nuevo registro sea un importante y necesario referente de la auditoría de cuentas en España. Al frente del nuevo registro estará Carlos Puig de Travy, anterior Presidente del REA.

Carlos Puig de Travy, señala que "Nace una nueva corporación con una actitud proactiva, para favorecer el desarrollo de la actividad profesional de la auditoría de cuentas, con la misión de potenciar las medianas y pequeñas sociedades de auditoría, con el objetivo de favorecer la calidad del trabajo de los auditores, como garantía de transparencia hacia la sociedad y con el reto de luchar contra la concentración actual existente en el mercado. Afirma también, que sin lugar a dudas la profesionalidad del colectivo de auditores, contribuirá a mantener la buena reputación adquirida y a responder a las expectativas que en todo momento el mercado demanda. En definitiva, la unificación supone un mejor servicio al desarrollo de la economía en general, de la empresa en particular y sobre todo para los consumidores y usuarios, puesto que mejora la oferta y transparencia en la contratación de los servicios de auditoría"

La representatividad de la nueva corporación
Según los últimos datos oficiales, publicados por el Boletín Oficial del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (BOICAC 90) del Ministerio de Economía, el nuevo REA+REGA del Consejo General de Economistas, es la mayor corporación de auditores, con 2.464 adscritos y que ejercen como personas físicas o Sociedades, lo que representa el 60% del total, frente a los y 1.699 adscritos a otras corporaciones.

Facturación
En cuanto a su facturación, de auditores ejercientes a título individual; de los 45.734.644 euros facturados, el 53% (24.302.129 euros) corresponde a los adscritos en REA+REGA y el 47% (21.432.515 a otras organizaciones)

En cuanto a la facturación de las sociedades auditoras, de los 714.320.464 euros facturados, 98.750.246 (14%) corresponde a los adscritos en REA+REGA y 615.570.218 a otras organizaciones (86%) de los que 500.145.109 (70%) corresponden a las 7 sociedades que facturan más de 6 millones de euros.

miércoles, 3 de julio de 2013

elEconomista.es: Economía amenaza con retirar la licencia a Deloitte por el 'caso Bankia'

Economía amenaza con retirar la licencia a Deloitte por el 'caso Bankia' - elEconomista.es
7:01 - 3/07/2013
  • El ICAC acusa a la auditora de falta de independencia en la salida a bolsa del banco

El expediente abierto a Deloitte por parte del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) por sus trabajos en Bankia en el momento de la salida a bolsa a mediados de 2011 no puede ser más demoledor. El organismo dependiente del Ministerio de Economía cree que violó la independencia debida.

Una actuación por la que la auditora se expone a una retirada de la licencia operativa y baja definitiva del registro oficial del sector o una multa de hasta el 6% de sus ingresos por la verificación de cuentas en el último año, es decir, un máximo de 14 millones.

Por el mismo motivo, el ICAC amenaza también al socio responsable de auditar las cuentas en BFA-Bankia, Francisco Celma, con la suspensión definitiva como auditor o la baja temporal de entre dos y cinco años, o la imposición de una sanción económica de entre 12.001 y 24.000 euros.
En un informe que ya está en manos de la Audiencia Nacional, que investiga el caso Bankia, el ICAC le acusa de haber cometido hechos constitutivos de dos infracciones muy graves y otra grave.

El supervisor de los auditores culpa a Deloitte de aceptar trabajos distintos a los de análisis de los estados contables sin establecer las barreras chinas exigibles para no comprometer su independencia, además de no llevar a cabo con rigor su función de verificación de la situación de BFA-Bankia.

La compañía, auditora histórica de Caja Madrid y Bancaja, avaló los números de la entidad en el momento de la salida a bolsa, que sirvió de base para poder atraer a unos 350.000 inversores. Ni un año después, se negó a certificar las cuentas de 2011, alegando un desfase patrimonial generado después del debut en el mercado que precipitó la dimisión de Rodrigo Rato como presidente y la nacionalización urgente del grupo bancario.

Sin salvaguardas
El ICAC considera que Deloitte no evaluó adecuadamente la amenaza de su independencia al aceptar, al menos, tres trabajos ni estableció las salvaguardas correctas, según el informe al que ha tenido acceso este periódico. Se trata de los servicios contratados en enero, febrero y abril de 2011 por Bankia para la configuración de la entidad cotizada, de colaboración en la salida a bolsa y de la revisión del nuevo proyecto contable. Todos ellos previos al estreno bursátil que tuvo lugar en julio de ese año.

El organismo supervisor critica la existencia de expertos de Deloitte que participaron al mismo tiempo en servicios de auditoria y de no auditoría, como los socios Fernando Foncea y Miguel Ángel Bailón, y el gerente Daniel Foncubierta.

Por tanto, el ICAC concluye que la auditora aceptó trabajos de los que se deduce que Deloitte "colabora con la dirección de Bankia en la realización de actividades con incidencia en cuestiones tales como la determinación de la rentabilidad por negocios y consumo de capital de cada uno de ellos, cuantificación de la deuda a mantener en el banco malo (la matriz BFA), alternativas posibles de salida a bolsa, evaluación de las necesidades del capital adicional" por el primer real decreto de saneamiento del sector impulsado por el Gobierno.

La firma consultora cobró en la primera de mitad de 2011 honorarios por importe de 2,146 millones de euros por labores diferentes a la verificación de cuentas del grupo financiero, lo que supusieron el 57,19 por ciento de los 3,75 millones facturados si se incluye el servicio de auditoría.

Defensa de la firma
Deloitte ha presentado al ICAC un argumentario de alegaciones para rebatir las acusaciones y lo respalda con un informe elaborado por el despacho jurídico Garrigues. Su defensa descansa prioritariamente en tres puntos. En primer lugar, sostiene que "no preparó información financiera alguna que pasara a ser parte integrante de los balances", sino que emitió recomendaciones y sugerencias sobre las que decidía la propia entidad. En segundo lugar, que su función sólo fue de mero consultor y que nunca participó en los grupos creados por el banco para preparar la salida a bolsa. Y en tercer lugar, argumenta que fueron Bankia y las autoridades quienes le pidieron colaboración dada la gran dificultad del proceso.

"Tanto la CNMV como la dirección de Bankia consideraron la involucración del auditor de cuentas necesaria en este proceso dada la complejidad de la materia a tratar, la falta de antecedentes de una situación como la planteada, la experiencia de Deloitte en el sector financiero" y para "anticipar" los comentarios que recibirían del auditor, explica la compañía.

El ICAC es concluyente en el expediente y no da lugar a dudas. En principio no se cree la versión de que no tenía conocimiento de la situación de la entidad, ya que "el auditor habría intervenido en el plan de negocio que llevaría a la determinación de las cifras de los balances de Bankia", que fueron incluidas en el folleto informativo.

Es más, en un documento de los papeles de trabajo de Deloitte relativo a la revisión de las cuentas del primer trimestre de 2011, califica al banco como "una empresa con pérdidas o en punto muerto o con bajo nivel de rentabilidad".

Proceso judicial
El futuro de Deloitte es ajeno al proceso judicial puesto en marcha en la Audiencia Nacional, ya que lo tendrá que resolver el propio ICAC. Si bien, la gravedad de las observaciones efectuadas por el organismo dependiente del Ministerio de Economía reclamadas por uno de los más de 30 imputados del caso Bankia abre otra vía para exigir responsabilidades al auditor.

Fuentes jurídicas señalan la posibilidad de que alguna de las partes utilice las conclusiones del ICAC para presentar una petición de testificación o imputación de la compañía o de su socio Francisco Celma, responsable de las cuentas del grupo bancario.

Celma ya tuvo que acudir en calidad de testigo a las declaraciones tomadas por el magistrado Fernando Andreu el pasado febrero. El auditor explicó al juez que en marzo de 2012, ocho después de la salida a bolsa, advirtió a la dirección del banco de la existencia de "dudas razonables sobre la viabilidad futura del grupo" y que el plan de recapitalización planteado por el equipo de Rato, que fue aprobado en abril por el Banco de España, tampoco garantizaban su solvencia.

Hace apenas una semana, Deloitte ha dejado de ser auditor de Bankia. La junta de accionistas de la entidad aprobó su sustitución por EY (Ernst & Young) después de que llevara más de diez años verificando el estado contable de las principales cajas integrantes del grupo ahora nacionalizado.

elEconomista.es: Economía amenaza con retirar la licencia a Deloitte por el 'caso Bankia'

Economía amenaza con retirar la licencia a Deloitte por el 'caso Bankia'
El ICAC acusa a la auditora de falta de independencia en la salida a bolsa del banco

El expediente abierto a Deloitte por parte del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) por sus trabajos en Bankia en el momento de la salida a bolsa a mediados de 2011 no puede ser más demoledor. El organismo dependiente del Ministerio de Economía cree que violó la independencia debida.

Una actuación por la que la auditora se expone a una retirada de la licencia operativa y baja definitiva del registro oficial del sector o una multa de hasta el 6% de sus ingresos por la verificación de cuentas en el último año, es decir, un máximo de 14 millones.

Por el mismo motivo, el ICAC amenaza también al socio responsable de auditar las cuentas en BFA-Banka, Francisco Celma, con la suspensión definitiva como auditor o la baja temporal de entre dos y cinco años, o la imposición de una sanción económica de entre 12.001 y 24.000 euros.

En un informe que ya está en manos de la Audiencia Nacional, que investiga el caso Bankia, el ICAC le acusa de haber cometido hechos constitutivos de dos infracciones muy graves y otra grave.

El supervisor de los auditores culpa a Deloitte de aceptar trabajos distintos a los de análisis de los estados contables sin establecer las barreras chinas exigibles para no comprometer su independencia, además de no llevar a cabo con rigor su función de verificación de la situación de BFA-Bankia.

La compañía, auditora histórica de Caja Madrid y Bancaja, avaló los números de la entidad en el momento de la salida a bolsa, que sirvió de base para poder atraer a unos 350.000 inversores. Ni un año después, se negó a certificar las cuentas de 2011, alegando un desfase patrimonial generado después del debut en el mercado que precipitó la dimisión de Rodrigo Rato como presidente y la nacionalización urgente del grupo bancario.

Sin salvaguardas

El ICAC considera que Deloitte no evaluó adecuadamente la amenaza de su independencia al aceptar, al menos, tres trabajos ni estableció las salvaguardas correctas, según el informe al que ha tenido acceso este periódico. Se trata de los servicios contratados en enero, febrero y abril de 2011 por Bankia para la configuración de la entidad cotizada, de colaboración en la salida a bolsa y de la revisión del nuevo proyecto contable. Todos ellos previos al estreno bursátil que tuvo lugar en julio de ese año.

El organismo supervisor critica la existencia de expertos de Deloitte que participaron al mismo tiempo en servicios de auditoria y de no auditoría, como los socios Fernando Foncea y Miguel Ángel Bailón, y el gerente Daniel Foncubierta. 

Por tanto, el ICAC concluye que la auditora aceptó trabajos de los que se deduce que Deloitte "colabora con la dirección de Bankia en la realización de actividades con incidencia en cuestiones tales como la determinación de la rentabilidad por negocios y consumo de capital de cada uno de ellos, cuantificación de la deuda a mantener en el banco malo (la matriz BFA), alternativas posibles de salida a bolsa, evaluación de las necesidades del capital adicional" por el primer real decreto de saneamiento del sector impulsado por el Gobierno.

La firma consultora cobró en la primera de mitad de 2011 honorarios por importe de 2,146 millones de euros por labores diferentes a la verificación de cuentas del grupo financiero, lo que supusieron el 57,19 por ciento de los 3,75 millones facturados si se incluye el servicio de auditoría.

Defensa de la firma

Deloitte ha presentado al ICAC un argumentario de alegaciones para rebatir las acusaciones y lo respalda con un informe elaborado por el despacho jurídico Garrigues. Su defensa descansa prioritariamente en tres puntos. En primer lugar, sostiene que "no preparó información financiera alguna que pasara a ser parte integrante de los balances", sino que emitió recomendaciones y sugerencias sobre las que decidía la propia entidad. En segundo lugar, que su función sólo fue de mero consultor y que nunca participó en los grupos creados por el banco para preparar la salida a bolsa. Y en tercer lugar, argumenta que fueron Bankia y las autoridades quienes le pidieron colaboración dada la gran dificultad del proceso.

"Tanto la CNMV como la dirección de Bankia consideraron la involucración del auditor de cuentas necesaria en este proceso dada la complejidad de la materia a tratar, la falta de antecedentes de una situación como la planteada, la experiencia de Deloitte en el sector financiero" y para "anticipar" los comentarios que recibirían del auditor, explica la compañía.

El ICAC es concluyente en el expediente y no da lugar a dudas. En principio no se cree la versión de que no tenía conocimiento de la situación de la entidad, ya que "el auditor habría intervenido en el plan de negocio que llevaría a la determinación de las cifras de los balances de Bankia", que fueron incluidas en el folleto informativo.

Es más, en un documento de los papeles de trabajo de Deloitte relativo a la revisión de las cuentas del primer trimestre de 2011, califica al banco como "una empresa con pérdidas o en punto muerto o con bajo nivel de rentabilidad".

Proceso judicial

El futuro de Deloitte es ajeno al proceso judicial puesto en marcha en la Audiencia Nacional, ya que lo tendrá que resolver el propio ICAC. Si bien, la gravedad de las observaciones efectuadas por el organismo dependiente del Ministerio de Economía reclamadas por uno de los más de 30 imputados del caso Bankia abre otra vía para exigir responsabilidades al auditor.

Fuentes jurídicas señalan la posibilidad de que alguna de las partes utilice las conclusiones del ICAC para presentar una petición de testificación o imputación de la compañía o de su socio Francisco Celma, responsable de las cuentas del grupo bancario.

Celma ya tuvo que acudir en calidad de testigo a las declaraciones tomadas por el magistrado Fernando Andreu el pasado febrero. El auditor explicó al juez que en marzo de 2012, ocho después de la salida a bolsa, advirtió a la dirección del banco de la existencia de "dudas razonables sobre la viabilidad futura del grupo" y que el plan de recapitalización planteado por el equipo de Rato, que fue aprobado en abril por el Banco de España, tampoco garantizaban su solvencia.

Hace apenas una semana, Deloitte ha dejado de ser auditor de Bankia. La junta de accionistas de la entidad aprobó su sustitución por EY (Ernst & Young) después de que llevara más de diez años verificando el estado contable de las principales cajas integrantes del grupo ahora nacionalizado.

Expansión.com: REA+REGA Auditores se convierte en la mayor corporación de auditores, con el 60% de los profesionales

REA+REGA Auditores se convierte en la mayor corporación de auditores, con el 60% de los profesionales - Expansion.com 03/07/2013 EUROPA_PRESS MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

REA+REGA Auditores se ha convertido en la mayor corporación de auditores con el 60% de los profesionales de la auditoría adscritos a esta organización, tras la unificación de los Consejos de Economistas y de Titulares Mercantiles, según ha informado la corporación en un comunicado.

En concreto, el nuevo REA+REGA del Consejo General de Economistas cuenta con 2.464 adscritos, entre personas físicas y sociedades, frente a los 1.699 de otras corporaciones. Su facturación, por otro lado, asciende a más 24 millones de euros por parte de auditores a título individual (un 53% del mercado) y de 98 millones en el caso de sociedades auditoras (14% del mercado)

El presidente de REA+REGA, Carlos Puig de Travy, ha señalado que la corporación nace con "actitud proactiva" con el objetivo de potenciar las medianas y pequeñas sociedades de auditoría y favorecer la calidad del trabajo del sector. La unificación, ha añadido, "supone un mejor servicio al desarrollo de la economía en general, de la empresa en particular y sobre todo para los consumidores y usuarios".

La organización nace "bajo la tutela" del presidente del Consejo General de Economistas, Valentí Pich, y del vicepresidente, Lorenzo Lara, que "en todo momento han compartido la visión de que el nuevo registro sea un importante y necesario referente de la auditoría de cuentas en España".

martes, 2 de julio de 2013

elConfidencial.com: Economía encuentra “infracciones muy graves” en la auditoría de Deloitte a Bankia

Economía encuentra “infracciones muy graves” en la auditoría de Deloitte a Bankia - elConfidencial.com
LA FIRMA SE ENFRENTA A LA PÉRDIDA DE LA LICENCIA PARA OPERAR EN ESPAÑA

La inspección realizada por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) del Ministerio de Economía sobre la actuación de Deloitte en el proceso de fusión y salida a bolsa de Bankia ha detectado “infracciones muy graves” que podrían provocar la pérdida de la licencia de la firma auditora para continuar operando en España. Las conclusiones, que figuran en tres documentos a los que ha tenido acceso El Confidencial, ya han sido remitidas al instructor del caso Bankia, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que tendrá que valorar ahora si de ellas se desprenden nuevas responsabilidades penales. En estos momentos hay 32 exdirectivos de Bankia imputados en un caso que arrancó tras una denuncia de Unión, Progreso y Democracia (UPyD).

En su propuesta de sanción, el ICAC asegura que Deloitte podría haber incumplido en dos ocasiones “el deber de independencia de los auditores de cuentas” incurriendo además en “dolo o negligencia especialmente grave e inexcusable”, una infracción que la Ley de Auditoría de Cuentas califica como “muy grave” y que llega a castigar con la pérdida de la licencia necesaria para seguir prestando servicio en territorio nacional.

Asimismo, el ICAC también aprecia que la labor de Deloitte en Bankia podría ser constitutiva de otras dos infracciones, en este caso de carácter “grave”, por el incumplimiento de “normas de auditoría” esenciales que acabaron teniendo “un efecto significativo sobre el resultado de su trabajo y, por consiguiente, en su informe”. En este caso, la sanción a la que se enfrenta la auditora se limitaría a una multa equivalente a un máximo del 3% “de los honorarios facturados en el último ejercicio”.

Las cuentas de la salida a Bolsa
Los hechos señalados afectan especialmente, según el órgano supervisor del Ministerio de Economía, al control de las cuentas de Bankia correspondientes al primer trimestre de 2011 y al primer semestre del mismo ejercicio, justo los balances que se utilizaron para la salida a Bolsa de la entidad el 20 de julio de 2011, una operación que provocó abultadas pérdidas a miles de accionistas y que terminó acelerando el proceso para su nacionalización. En sólo un año, la cotización de Bankia se desplomó un 82%, una caída sin precedentes en un valor del Ibex-35.

Entre otras deficiencias, el ICAC concluye en los documentos a los que ha tenido acceso este diario que "los saldos de activos y pasivos contabilizados en Bankia a 31 de marzo y a 30 de junio de 2011 son agregaciones de las distintas cajas y sociedades instrumentales", no el examen pormenorizado del conglomerado que correspondía. De hecho, prosigue el expediente, "posteriormente al proceso de agregación y para la obtención del balance de la entidad, se han producido eliminaciones y ajustes no analizadas por los auditores, ya que no constan pruebas de auditoría dirigidas a verificar su razonabilidad".

Los técnicos del organismo supervisor subrayan de forma reiterada que la labor que supuestamente habrían realizado los auditores no tiene ningún soporte documental. Así, denuncian que "los auditores no han dejado constancia en los papeles de trabajo de la realización de pruebas de auditoría para analizar que los saldos traspasados a Bankia difieren de los estados financieros consolidados incorporados en los papeles de trabajo". En otras ocasiones, ni siquiere se detalla la "fuente" de las cifras utilizadas ni "el trabajo realizado" para verificarlas.

Conflicto de intereses en la auditoría
Por otro lado, el expediente considera que Deloitte pudo incurrir en un problema de parcialidad porque al mismo tiempo que inspeccionó las cuentas de Bankia también trabajó para la entidad “en la determinación de la rentabilidad por negocios y consumo de capital de cada uno de ellos, en la cuantificación de la deuda a mantener en el Banco malo, en las alternativas posibles de salida a bolsa, en la evaluación de la necesidades de capital adicional”, entre otros encargos.

En esta misma dirección, el ICAC también menciona que Deloitte prestó “asistencia técnica” a Bankia y a otras vinculadas a BFA para “la reestructuración societaria de las propias entidades a auditar”, “los procesos de venta de participaciones en otras entidades entre ellas” y “otras operaciones dirigidas a la generación de liquidez con proyecciones temporales hasta el año 2015”.

En resumen, el expediente sancionador asegura que “los auditores habrían intervenido en la preparación de un plan de negocio que llevaría a la determinación de las cifras de los balances de Bankia y BFA a 1 de enero 2011 (…) y del balance de Bankia a 31 de marzo de 2011, que fue incluido en el folleto informativo de su salida a Bolsa”. Antes todas estas pruebas recopiladas por los investigadores, el órgano supervisor concluye que toda esta labor de asesoramiento era completamente incompatible con la función de auditoría de la entidad financiera.

Antecedentes del ICAC
Fuentes cercanas a la investigación aseguran que este es casi con total probabilidad el expediente con el resultado más contundente de todos los que ha realizado nunca el ICAC sobre una fima auditora, y será difícil que la investigación no termine en sanción por el elevado número de indicios que señalan los técnicos de este organismo. En todo caso, Deloitte aún tiene la opción de oponerse a estas conclusiones.

Las consencuencias que pueden derivarse de esta investigación no sólo afectan a Deloitte como compañía. Su socio auditor Francisco Celma, responsable de dar su visto bueno a las cuentas de Bankia, también se enfrenta a una sanción que implicaría la pérdida de su licencia para operar en España. Celma ya declaró en la causa como testigo el pasado mes de febrero.

La propia firma auditora emitió un comunicado el pasado 13 de junio admitiendo la existencia de esta propuesta de sanción, aunque aseguró que las infracciones se limitaban sólo a “formalidades técnicas” relacionadas con los estados financieros resumidos consolidados de Bankia a cierre de marzo de 2011 y junio del mismo año que “perfectamente pueden ser archivadas o concluir en una propuesta de sanción”.

Estos documentos podrían dar un nuevo impulso al caso Bankia. Hasta ahora, todas las imputaciones acordadas por el juez Andreu afectan únicamente a antiguos directivos de la entidad, entre ellos, el ex director general del Fondo Monetario Internacional y ex presidente de Bankia Rodrigo Rato. En total, son 32 los acusados de forma provisional por las irregularidades que presuntamente se habrían cometido en el proceso de integración y salida a Bolsa de Bankia. Pero las contundentes conclusiones del ICAC pueden extender el radio de acción de las pesquisas judiciales a otros ámbitos que hasta ahora han salido indemnes.

RTVE.es: Deloitte veía a Bankia como una "empresa con pérdidas o con bajo nivel de rentabilidad"

Deloitte veía a Bankia como una "empresa con pérdidas o con bajo nivel de rentabilidad" - RTVE.es
  • La firma avaló la salida a Bolsa en 2011 sin haber advertido de ese extremo
  • El ICAC abrió un expediente por dos faltas muy graves y dos graves
  • La empresa podría sufrir baja definitiva en el Registro Oficial de Auditores
RTVE.es / EFE - MADRID 02.07.2013
Deloitte tenía clasificada a Bankia como una "empresa con pérdidas o en punto muerto o con bajo nivel de rentabilidad" mientras trabajaba en la auditoría de las cuentas semestrales previas a su salida a Bolsa en 2011, que la firma avaló sin haber advertido de este extremo.

Asimismo, Deloitte desarrolló de manera previa o simultánea a esa auditoría otros servicios de asesoramiento, según considera el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente del Ministerio de Economía, en el expediente sancionador que ha abierto a la firma y a su socio Francisco Celma.

Según el organismo, los trabajos de asesoramiento "fueron efectuados, en la mayoría de los casos, por los mismas personas que hicieron la auditoría", y ello sin constancia de que Deloitte haya realizado un "análisis y valoración" de los mismos encaminados a "identificar amenazas a la independencia".

Dichos servicios ajenos a la auditoría consistieron en la elaboración de un modelo de estados financieros consolidados intermedios de Bankia y notas explicativas a los mismos a 31 de marzo de 2011; asesoramiento en relación con la estructura de negocio de BFA y seguimiento de la segregación efectiva del balance aprobada a 5 de abril de ese año.

Deloitte podría sufrir la baja del Registro Oficial de Auditores de Cuentas

En los papeles de trabajo de la firma "no consta la identificación de posibles amenazas a la independencia derivadas de cada uno de los trabajos realizados ni su evaluación". Tampoco analizaron las que podrían derivarse del porcentaje de facturación por servicios distintos a los de auditoría, que "pudieran conllevar una amenaza de interés propio", de acuerdo con la normativa aplicable, ni los que realizaron sobre las entidades que integraron Bankia, asegura el ICAC.

El importe de los servicios distintos al de auditoría ascendieron a 2,02 millones a 17 de junio de 2011 y 122.700 euros a 28 de julio; los honorarios facturados por estos dos trabajos fueron de 1,05 millones y 551.200 euros, lo que representa el 65,3% y el 18,21% del total de la facturación.

De la documentación aportada por Deloitte, el ICAC deduce que "los auditores podrían haber participado en la preparación o elaboración de estados o documentos que integran los estados financieros auditados objeto de este expediente".

Junto a ello, "podría no haberse abstenido de participar en el proceso de toma de decisiones y gestión de la auditada y sus vinculadas, así como en la elaboración de documentación significativa utilizada por Bankia para sus decisiones y de los estados financieros intermedios auditados".

El expediente sancionador abierto por el ICAC por dos faltas muy graves y dos graves, podría acarrear a Deloitte la retirada de la autorización y baja definitiva en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas y una multa de hasta el 6% de su facturación del último ejercicio cerrado con anterioridad a la apertura de su sanción.

Mientras, Celma se enfrenta además a la suspensión de la autorización y baja temporal de entre dos años y un día y cinco años y una multa de entre 12.001 y 24.000 euros.